Sunday, 23 April 2017

Lorena Cordero

Egos  (Pecados y Virtudes)
A pesar de que los nombres de los pecados capitales y las virtudes teologales fueron dados por la religion católica, no es mi intención profundizar en el peso juzgador que estos pueden conllevar.
Somos seres envueltos en capas y carcazas, construyéndolas día a día, tratando de encontrar maneras de defendernos del dolor, del miedo y del sufrimiento.  El ego está hecho de estas capas. Quiere exhibirse de diferentes formas.
Egos nace de los opuestos, de la eterna dualidad humana.  Los pecados y las virtudes no son más que aspectos que hemos atravesado en uno u otro momento.  Hay, sin embargo algunos que están más conectados al alma que al ego.

Ánima
Siempre he  admirado a los payasos, estos seres que salen a escena para divertirnos más allá de sus vivencias.  Pedí a cada persona retratada que me trajera su emoción más escondida o la que aparece una y otra vez.  Aquella que nos lleva a la careta cotidiana. Utilicé el payaso como un recurso para construir y a la vez destruir la máscara en cada retrato.
Cuando una persona se abre es una bendición, es infinita porque logra bajarse de su ego, logra dejarse ver. En mis fotografías, y en esta serie en particular, busco una conección entre almas, entre mi sujeto y yo.
Anima, el alma, la escencia de cada ser, más allá de la luz, más allá del maquillaje. Escencia, energía pura, estar presentes entre seres humanos.

Perfil Lorena Cordero
Lorena Cordero, nació en 1971 en Quito Ecuador, es fotógrafa y artista digital. Asistió a Parsons Nueva York y eventualmente se transfirió a Parsons Paris. Uno de sus mayores intereses ha sido profundizar en la fotografía artística.

Trabaja como fotógrafa free lance tanto en fotografía comercial como editorial.

Sus propuestas personales, artísticas conllevan una búsqueda en la emocionalidad humana.

En conjunto con su colega y esposo Simón Brauer crearon Neurona Digital, una pequeña empresa dedicada a diferentes aspectos de la fotografía. Actualmente vive en Quito, Ecuador.
Lorena Cordero ha mantenido una trayectoria de varias exposiciones individuales y colectivas.

Desde 2007 ha obtenido varias menciones de honor en el IPA (International Photography Awards) y el Silver award en the Canon Creative Asia Awards 2010.

Lorena Cordero está por publicar su primer libro de fotografía llamado Laberinto en el espejo que es una colección de tres series realizadas desde el 2008 hasta el 2011.  Será presentado al público en febrero de 2012 junto a una exposición. El libro es diseñado por ella.

Se basa en el retrato de personas a través de la caracterización emocional.

“Las fotografío como si estuviésemos en un escenario. Me gusta trabajar con sus emociones de tal manera que puedan transmitir algo real…Me apoyo en el ser humano; es decir en los sentimientos, en el inconsciente colectivo, y siempre en el reflejo, mis personajes son mis espejos y yo el suyo”.

Texto Sebastián Cordero

Sobre magia, pecados y máscaras…

“Vivimos como soñamos – solos”  (Joseph Conrad)

La obra de Lorena parte de íconos.
De mitos.
Y de arquetipos.

Lorena es una contadora de historias nata.
Y como tal sabe que cada historia se cuenta en capas.
Desde lo externo hacia lo interno.
Desde el entorno, el maquillaje, la piel…
Hasta el ego y el alma.

Cada imagen que captura
re-inventa un mundo, pero también lo
re-afirma.  Cada momento que congela
re-trata sentimientos y pensamientos.
Mundos externos y mundos internos.

Se trata de una obra profundamente arquetipal, y tremendamente personal también.
Una obra donde es imposible discernir entre un pecado y una virtud,
lo cual le da una visión muy sabia.

Payasos rabiosos, cabreados, destrozados.
Payasos que se quitan la máscara.
O que se la ponen con mas fuerza.

Hay ira con la vida.  A veces se la logra esconder.   A veces no.
Hay tristeza, hay dolor.
Hay verdad.

Verdad dentro de las máscaras.

Cada uno de sus personajes está mostrando su interior.   O un reflejo de su interior.

El retrato de Alex dice todo sobre la ausencia de nuestro amigo Manuel.
Y contrasta con la vida expuesta por el mismo Manuel en la serie de pecados y virtudes.
Hay desamparo, hay vida.
Hay verdad.

Lorena moldea, lleva, se refleja en sus sujetos.
Y les da vida.
Me impresiona la transformación de Michelle de foto a foto.
Lorena la lleva al corazón de cada una de sus historias.
La marioneta abandonada vive la soledad como ninguno.
Como todos.

Con la melancolía de los sueños.


Sebastián Cordero

Fotógrafo del Mes - Lorena Cordero

Galería Revista Cronopio - 2012